Minilifting facial en Barcelona

El rostro y el cuello, como el resto de nuestro cuerpo, envejecen en un proceso lento e inevitable. Sus efectos en la piel empiezan a notarse hacia los 35 años, cuando aparecen las arrugas y los primeros signos de flacidez. Por suerte, gracias a los avances técnicos, actualmente diferentes técnicas palian estas manifestaciones ayudando a recuperar un aspecto terso y juvenil. 

Si ya has notado estas primeras evidencias del envejecimiento, no te alarmes. Seguramente todavía sean moderadas, así que puedes combatirlas fácilmente con un tratamiento sencillo y rápido que ofrece resultados naturales y duraderos. 

No esperes a que vayan a más e infórmate sobre todo lo que te puede aportar de bueno un minilifting facial en Barcelona. Aquí te lo contamos todo. 

Resultado asegurado

Hoy en día, diversos tratamientos han demostrado su eficacia a la hora de rejuvenecer y revitalizar la cara y el cuello. Entre los más populares están los que se inyectan, como el ácido hialurónico o el bótox (toxina botulínica), o también los hilos tensores. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estas técnicas presentan dos inconvenientes importantes. Uno es la duración de sus efectos, relativamente corta en el tiempo y limitada en comparación con la que ofrecen el lifting facial y el minilifting facial. En este último, tiene unos 10 años. Por otro lado, tanto el lifting como el minilifting proporcionan unos resultados más naturales. Sigue leyendo y descubrirás las muchas ventajas de un minilifting facial en Barcelona

Es muy probable que a estas alturas te estés preguntando qué diferencias existen entre un lifting facial y un minilifting facial. La respuesta es sencilla: la clave está en la zona o extensión de la intervención. Cuando se trata de pacientes que presentan signos de flacidez o descolgamiento incipientes o moderados, todavía no demasiado pronunciados, la técnica escogida suele ser el minilifting, que afecta a una extensión parcial. Normalmente se aplica a personas de entre 40 y 60 años. Si, por el contrario, los signos de envejecimiento son más acentuados, por ejemplo en personas de a partir de 60 años, se acostumbra a recomendar un lifting facial, más completo. La decisión de optar por uno o por otro se toma una vez que se ha estudiado bien el rostro. Cada paciente es diferente y resulta indispensable personalizar. De hecho, suele ser habitual que alguien se someta a dos estiramientos faciales a lo largo de la vida, primero a un minilifting y más tarde a un lifting facial completo. 

Vamos ahora a ver las ventajas que ofrece el minilifting comparado con el lifting: 

-Es menos agresivo. 

-La incisión que se realiza es más corta, queda oculta por la cara anterior de la oreja y termina en el lóbulo, sin prolongarse más allá. 

-El despegamiento de la piel es conservador y, por tanto, la recuperación es más rápida.

-Puede realizarse mediante anestesia local y sedación endovenosa, y de forma ambulatoria. No es preciso la anestesia general, lo que también ayuda a acelerar la recuperación. 

-La intervención es más corta. 

-Casi nunca se utilizan drenajes para vaciar cualquier líquido que pudiese acumularse. Por eso el paciente puede abandonar la clínica el mismo día de la operación. 

Queremos que te quede todo bien claro, así que para acabar respondemos tres de las preguntas que nos hacen la mayoría de nuestros pacientes. 

¿Es el minilifting facial un proceso largo y pesado?

Para nada. Se limita a estos tres pasos:

  1. El cirujano realiza un estudio preoperatorio para valorar adecuadamente tu caso en particular y define cómo será el tratamiento. 
  2. Realiza una incisión mínima, que se esconderá y no será visible. A continuación, se reposicionan las capas musculares, piel y grasa, tensando la zona y retirando el tejido sobrante.
  3. Se dan los puntos de sutura correspondientes.

¿El minilifting facial se recomienda para algo en concreto?

Este tratamiento resulta especialmente adecuado para tratar las arrugas de zonas alrededor de la boca, la nariz, los ojos, las cejas y el cuello.

¿Cómo sé si necesito un lifting o un minilifting facial?

El cirujano experto es el que, tras examinar tu caso, te recomendará uno u otro tratamiento. De todos modos, en líneas generales, el minilifting facial se aconseja a los pacientes más jóvenes. Los candidatos idóneos son los que tienen entre los 40 y los 60 años. A partir de esta edad, se suele recomendar el lifting completo. 

¿Crees que es el momento de someterte a un minilifting facial? En Clínica Birbe de Barcelona te garantizamos los mejores resultados. No esperes más y pide una primera cita con alguno de nuestros expertos. Llama al teléfono: +34 932 124 737, envía un WhatsApp al tel: +34 932 124 737 o contacta con nosotros

Artículos relacionados

¿Quieres más información?
Escríbenos a través del siguiente formulario:

    Deseo estar al día de las novedades de la clínica