Cómo es el postoperatorio de la cirugía ortognática

El desconocimiento sobre la cirugía ortognática hace que le tengamos más respeto del conveniente y frena a muchas personas a beneficiarse de ella. En este post te explicamos de forma clara y breve en qué consiste y cómo es su postoperatorio.

 

Qué corrige la cirugía ortognática

Con la cirugía ortognática corregimos  la mala posición/tamaño de los 2 huesos maxilares. Además de crear un problema funcional (respiración, masticación, fonación…), también se traduce en un problema estético facial que pueden condicionar nuestra vida.

La inflamación postoperatoria va creciendo hasta las 72 primeras horas. A partir de ahí ya disminuye. Con la medicación y las máscaras faciales de crioterapia los 3 primeros días se hacen más llevaderos y el dolor se controla muy bien. Podemos decir que el postoperatorio es incómodo durante la primera semana y a partir de ahí comienza a ser más fácil.

La zona de la intervención es la propia cara, los huesos de la cara, los maxilares, accedemos a ellos por la cavidad oral nunca por la piel, realizando cortes en la mucosa bucal y movimientos/desplazamientos de músculos para llegar a los huesos y poder tratarlos.

Prognatismo mandibular antes y después

Procedimientos posteriores a la cirugía ortognática

Colocamos una máscara facial de crioterapia al paciente. Con ella controlamos mejor la inflamación. A causa de la anestesia general se aconseja no levantarse de la cama las primeras 24h.

Durante la primera semana el médico indica un tratamiento a seguir con antibióticos, analgésicos, antiinflamatorios, protectores gástricos y colutorio de clorhexidina para hacer enjuagues y mantener la higiene oral lo mejor posible. Recordar que es dónde se encuentran las incisiones de la cirugía.

Máscara facial de cirugía ortognática

¿Qué podemos notar justo al despertarnos de la anestesia general?

  • Dolor de garganta: el paciente permanece intubado durante toda la operación, el dolor de garganta es normal, causado por el tubo de la anestesia.

  • Congestión nasal: hay una ligera inflamación de la mucosa nasal, es la que provoca la congestión.

  • Sangrado nasal: las osteotomías que se practican en el maxilar superior son las causantes de este sangrado, pues el hueso maxilar está en contacto con el exterior a través de la nariz.
  • Edema y hematoma: son completamente normales después de cualquier cirugía.

  • Hipoestesia del labio y mentón: la propia inflamación puede comprimir al nervio y provocar una mala calidad sensitiva en toda la zona del labio inferior hasta el mentón.

Consejos para el postoperatorio de la cirugía ortognática

  • Seguir las instrucciones de higiene tal y como indicamos.

  • No sonarse: limpiar la nariz utilizando bastoncillos de los oídos impregnados de agua oxigenada. Así, se podrá retirar toda la suciedad. Sonarse no está indicado por la fuerza que supone en los tejidos recién operados.
  • Higiene oral: es importante cepillarse después de cada comida con un cepillo suave quirúrgico para la zona de las incisiones, dónde están los puntos, y, con un cepillo medio para los dientes.
  • Dieta: debe ser líquida durante la primera semana, como caldos, yogures, cremas, batidos de fruta, batidos energéticos, etc.  En la segunda semana introducimos dieta blanda y a partir de la tercera ya se podrá llevar una dieta normal, evitando los alimentos más duros cómo el pan tostado.
  • Deporte: no se debe practicar deporte de contacto físico durante los tres primeros meses. A partir de ahí podemos iniciar ejercicio de forma suave. Evitar el cardio durante las primeras semanas.

Recordar que cada paciente es distinto, con estilos de vida, trabajos y costumbres diferentes; por ello deben seguirse las instrucciones personalizadas que el doctor indica a cada paciente en particular.

Apoyo de la fisioterapia durante el postoperatorio

Al igual que con otras cirugías, los músculos pierden mucho tono durante el periodo de recuperación, por ello es muy importante realizar ejercicios para recuperar su fuerza, su elasticidad y su movilidad perdida a causa de la cirugía.

Realizando las sesiones de fisoterapia y los ejercicios que en ella se indican la recuperación es más rápida, se acelera la desinflamación lo que favorece la recuperación de la sensibilidad.

¿Cómo ayuda la fisioterapia al postoperatorio?

  • Los Músculos de la masticación recuperan antes su tono muscular y también mejoramos antes la apertura bucal.
  • Articulación Temporomandibular (ATM): movilizamos antes la mandíbula.
  • Drenaje linfático: al mejorarlo con las sesiones de fisioterapia, el edema y hematomas que aparecen se reabsorben antes, lo que favorece la regeneración de los tejidos intervenidos.
  • Liberación del nervio trigémio: este nervio es el que inerva los músculos de la masticación. Al favorecer la desinflamación ayudamos a liberar este nervio y ello contribuye a normalizar el tono muscular.
  • Ejercicios faciales para realizar en casa: es importante llevar a cabo ejercicios de fortalecimiento de la musculatura facial y de mímica facial frente a un espejo, para recuperar todos los movimientos faciales.

Artículos relacionados

Nueva cuenta Instagram Clínica Birbe Barcelona
La Clínica

Nueva cuenta en Instagram

A finales de 2021 sufrimos el robo de identidad de nuestro perfil. Le habíamos dedicado más de 10 años y lamentablemente no hemos podido recuperarlo.

Leer más »
¿Quieres más información?
Escríbenos a través del siguiente formulario: